Noticias

30/06/2020 - 10:01 General

El Superior Provincial de la Provincia Bética, José Antonio Soria, y la directora de la Fundación Tutelar San Juan de Dios-Bética, en nombre de toda la fundación, han hecho entrega de una placa en el acto homenaje de reconocimiento al personal sanitario del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (CSJD) por la atención y cuidados prestados a los pacientes y tutelados durante la pandemia, dejando de manifiesto su profesionalidad, excelencia, valentía y entrega, testimoniando los valores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. 

Desde el CSJD, su directora gerente, Elvira Conde, ha explicado las medidas tomadas y los resultados obtenidos durante estos duros meses. En representación de los trabajadores han estado la doctora Nubia Ordóñez y el coordinador de Enfermería, José Antonio Córdoba, quienes han hecho una detallada cronología de la pandemia en el centro. Por parte de las familias, María de los Ángeles Romero, madre de uno de los tutelados, ha agradecido el cuidado hacia su hijo y  la atención recibida, así como el trato que todos los profesionales tuvieron con ella informándola en todo momento. 

El Hermano Superior del Centro, Casimiro Dueñas, también consejero provincial y vicepresidente de la Fundación Tutelar, ha leído la dedicatoria de la placa y ha explicado el texto grabado en la misma. 

Acto de agradecimiento

Ante la presencia del Superior Provincial, José Antonio Soria, los patronos de la Fundación y el Superior y la gerente del Centro San Juan de Dios, además de otros asistentes, la directora de la Fundación, Julia Merchán, ha destacado el objeto de este acto “el reconocimiento al personal sanitario y asistencial del CSJD de Ciempozuelos por la atención y cuidados que han prestado y vienen prestando los residentes, y de manera singular a las personas tuteladas por la Fundación Tutelar San Juan de Dios-Bética durante la pandemia Covid-19”. 

“Este acto es para agradeceros de corazón todo el bien que habéis hecho. No os podéis imaginar cómo tranquilizaba y a la vez inquietaban vuestras llamadas e informaciones, contradicciones que forman parte del ser humano”. 

José Antonio Soria O.H., ha hecho hincapié en que este pequeño e invisible virus, al que le gusta viajar entre los humanos, nos ha dado una lección de humildad, ha cruzado todo el mundo y ha doblegado a las mayores potencias mundiales, y nos ha enseñado la grandeza del ser humano, ya que han sido innumerables las muestras de apoyo, y los ofrecimientos de colaboración de muchas personas.

Sobre el CSJD destaca que “es evidente que el éxito de los buenos resultados no tiene otra explicación que el compromiso sincero de todos vosotros. Habéis dado un ejemplo de fortaleza y entrega de unas dimensiones semejantes al problema vivido”. Asimismo, ha advertido que “tendremos que seguir trabajando en protocolos minuciosos para la prevención e intervención de la pandemia”.

El único objetivo es la entrega y el amor hacia las personas que tanto nos necesitan por sus situaciones personales, por sus enfermedades y discapacidades intelectuales, por su vulnerabilidad e indefensión. “Por ello, os pido que  todos los sacrificios de los últimos meses, no se pongan en riesgo, estad preparados y seguid avanzando en vuestra excelencia profesional, personal y entrega a la causa de San Juan de Dios”.

“Como Superior Provincial y hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, nunca olvidaré estos momentos que nos ha tocado y tocan vivir y os agradece vuestra labor y valentía.  Sin duda, necesitamos colaboradores como vosotros y damos gracias a Dios por ello”.