El CSJD abre sus puertas a las visitas familiares de manera escalonada y bajo estrictas medidas de seguridad

Fecha: 
05/08/20
Categoria: 
General
Foto: 
hospital seguro, covid, covid19, coronavirus, pandemia, san juan de dios

El Centro San Juan de Dios poco a poco va retomando la “nueva normalidad” que nos ha dejado la crisis del coronavirus. Desde que a principios de marzo se cerrara el centro a familiares y toda persona ajena a la plantilla del centro, se ha seguido un estricto protocolo de seguridad para evitar contagios masivos en las instalaciones. 

Pasado este tiempo y tras una situación bastante favorable en el centro dadas las circunstancias y lo duramente castigada que ha sido la Comunidad de Madrid, se ha diseñado un protocolo para que, poco a poco y de manera ordenada, nuestros residentes puedan volver a recibir las visitas de sus familiares. 

Siguiendo las directrices de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, y teniendo en cuenta las especiales características del CSJD, se ha establecido un sistema que garantice la seguridad y protección de todo aquel que acceda al recinto hospitalario teniendo en cuenta los antecedentes y el escenario que se abre con la desescalada

La directora gerente, Elvira Conde, ha asegurado que “se está abriendo el centro de manera paulatina y bajo todos los estándares de hospital seguro a las familias de nuestros residentes para que, manteniendo el distanciamiento social y las medidas de seguridad marcadas también por la dirección de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad, se puedan volver a mantener esas relaciones familiares que tanto benefician a unos y a otros”. 

El CSJD está aplicando una serie de protocolos consensuados por la Orden Hospitalaria para ofrecer garantías de seguridad en todos sus hospitales frente al contagio de la COVID-19 en esta desescalada. De esta forma, se han colocado carteles informativos, se han establecido salas de visita adecuadas y se está siguiendo un estricto sistema de limpieza y desinfección

A su llegada al centro asistencial, los familiares disponen de un dispensador de mascarillas, de uso obligatorio durante su estancia en el centro, y gel desinfectante para la higiene de manos, así como numerosa señalética que le recuerda la recomendación de mantener la distancia de seguridad de dos metros en pasillos, salas de espera y mostradores, que además cuentan con mamparas protectoras.