Noticias

16/09/2019 - 15:23 General
Día Mundial, Capa de ozono, medioambiente,

Hoy es el Día Mundial de la Preservación de la capa de ozono y, como es habitual desde el Centro San Juan de Dios y la Clínica Nuestra Señora de La Paz, se hace hincapié en estos días para concienciar sobre la importancia de conservación del medioambiente. 

Diferentes estudios han constatado que la capa de ozono está “seriamente dañada” hecho por el que 197 países y la Comunidad Europea forman parte del Protocolo de Montreal (firmado el 16 de septiembre de 1987), único tratado ambiental internacional ratificado por todos los países del mundo y que provocó una respuesta inmediata de los políticos y las industria. 

La capa de ozono es una franja frágil de gas que protege a la tierra de los efectos nocivos de los rayos solares, contribuyendo así a preservar la vida del planeta. 

Desde Greenteach dan algunos consejos que contribuyen a la conservación de la capa de ozono. 

1-Utiliza menos tu coche. El uso de transporte urbano, bicicleta o caminar pueden marcar una gran diferencia. Si tienes que usar tu coche, prueba a compartir destino con gente de tu trabajo, amigos, familia, etc., ya que no sólo contaminaréis menos, sino que además ahorraréis algo de dinero. Además, la oferta de alternativas como coches o motos eléctricas que se está desarrollando hoy en día también ayudan a cuidar del Medio Ambiente.

2- Evita el uso del Bromuro de Metilo. Se trata de una sustancia muy utilizada en agricultura como fumigante, en tratamientos para la madera o en almacenes por su bajo coste y alta efectividad. Se degrada con dificultad y está considerada como otra de las sustancias activas responsables de la destrucción de la capa de ozono. Desde el año 95 hasta el año 2001 se redujo su uso en un 50% pero todavía no está establecida su fecha de prohibición. Sin embargo, puede ser fácilmente sustituido por sustancias no químicas como el uso de vapor.

3-Vigila los productos de limpieza que utilizas. Muchos de estos productos contienen disolventes, sustancias corrosivas que son perjudiciales tanto para el medio ambiente como para nosotros mismos. En muchos casos, podemos sustituir éstos por otros simples como el vinagre o el bicarbonato. Además, cada vez son más las empresas que se suman a las alternativas ecológicas, uilizando materias primas vegetales.

4- Tacha «Plantar un árbol» de tu lista de cosas que hacer en la vida al menos una vez. Menos CO2 y más oxígeno para el planeta.

5- Compra productos locales. Cuanta más distancia tengan que viajar tu comida y demás productos, más óxido nitroso producirán los motores que los transporten. Si compras productos locales, no solo será una gran manera de conseguirlos más frescos, sino que también protegerás la capa de ozono.

6- Controla tus gastos y adquiere un consumo responsable, tanto las facturas como el planeta te lo agradecerán.

7- Aplica siempre que puedas la “regla de las 3 erres”: reducir, reusar y reciclar, para lograr una economía circular entre todos.
Involúcrate. Todos tenemos en nuestras manos la capacidad para marcar la diferencia. Habla con tus jefes, si tienes hijos, habla con sus profesores y responsables para que ellos también se involucren, con tus vecinos…

8- Propón mejoras, ponencias y charlas de concienciación medioambiental.