Menú Principal

El Voluntariado San Juan de Dios

En la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios el Voluntariado tiene una larga tradición. Sus orígenes van ligados al nacimiento de la propia Institución. Los primeros seguidores de San Juan de Dios eran voluntarios. En la medida que va creciendo la Orden se va organizando y dando forma a este fenómeno. Así llegamos a la actualidad, en la que los Centros están organizados en diferentes áreas, con sus tareas específicas según la tipología de los mismos. Los voluntarios se adaptan a estas nuevas formas de ejercer la hospitalidad, siempre acompañados y coordinados por los Hermanos y /o profesionales nombrados para este fin.

Gratuidad e identificación. "Es voluntario el que, además de sus propios deberes profesionales y de status, de modo continuado y desinteresado, dedica parte de su tiempo a actividades, no en favor de sí mismo ni de los asociados, (a diferencia del asociacionismo) sino en favor de los demás o de intereses sociales colectivos, según un proyecto que no se agota en la intervención misma (a diferencia de la beneficencia) sino que tiende a erradicar o modificar las causas de la necesidad y de la marginación social.

Nuestra filosofía es idéntica a la de otros tipos de voluntariado. Sólo que lo que es básico para todos está matizado por el hecho de ser una acción hospitalaria o social, realizada en los centros de la Orden, según el espíritu de San Juan de Dios.

En nuestro Voluntariado se da:
  • Principio de voluntariedad: los voluntarios forman parte del mismo libremente, porque quieren.
  • Principio de gratuidad: su entrega es fruto de una exigencia interior, de un compromiso personal. No hay exigencia externa que les obligue.
  • Principio de solidaridad: surge de la exigencia de hacerse presente en la necesidad del otro, de compartirla.
  • Principio de complementariedad: se asumen tareas de las que nuestra sociedad es deficiente, enriqueciéndola, promoviendo así la justicia social.
  • Principio de integración personal: se plantea casi siempre para dar, pero muchas veces oímos que es más lo que se recibe.
  • Principio de la preparación: exige una formación adecuada, que le dé los conocimientos históricos, la dimensión apostólica y los valores de la Institución y la capacidad de saber estar en cada circunstancia.
  • Principio del asociacionismo: se trabaja coordinadamente, formando un grupo, sin individualismos.
  • Principio evangélico: siendo nuestro Voluntariado aconfesional, se fundamenta en el Evangelio y en la forma cómo Juan de Dios ha vivido su dedicación a los pobres, enfermos y necesitados. Los lugares donde se ejerce el voluntariado son Centros Confesionales; gratuidad en el servicio e identificación con el carisma de la Orden, resumen los fundamentos de nuestro Voluntariado. (Carta de Identidad de la O.H., nº 4.5.3.)
6.1. EL VOLUNTARIADO ES:

Escuela de Valores Humanos, donde tú como Voluntario tienes que tener:
  • Capacidad de entrega y sentido de gratuidad.
  • Equilibrio emocional.
  • Disponibilidad para conocer y respetar los Principios de la Orden. Hospitalaria y la Organización del Centro donde desarrollarás tu labor.
  • Voluntad para integrarte en el Proyecto Asistencial del Centro.
  • Coherencia y responsabilidad con el compromiso adquirido.
  • Actitudes de servicio no paternalista.
  • Discreción, prudencia y saber guardar la confidencialidad.
  • Respeto a cada persona y no imponer tu propio criterio.
  • Capacidad de empatía.
  • Deseo de implicarte en los programas de formación permanente.
  • Capacidad de adaptación a los cambios, ser flexible.
  • Percibir tu acción voluntaria como un elemento de crecimiento personal.
6.2. EL VOLUNTARIADO NO ES:

  • Mano de obra barata
  • Suplencias profesionales
  • Invasión de la actividad profesional
  • Prácticas profesionales
  • Acceso a un puesto de trabajo
  • Un espacio para “matar” el tiempo
6.3. DERECHOS DEL VOLUNTARIO:

Según la Ley de Voluntariado 6/1996 de 15 de enero de 1996, los voluntarios tienen derecho a:
  • Recibir, tanto de carácter inicial como permanente, la información, formación, orientación y apoyo para el ejercicio de las funciones que se le asignen.
  • Ser tratados sin discriminación, respetando su libertad, dignidad, intimidad y creencias.
  • Participar activamente en la Institución, colaborando en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas del Voluntariado.
  • Ser asegurados contra los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la actividad voluntaria, con las características y por los capitales asegurados que se establezcan reglamentariamente.
  • Ser reembolsados por los gastos realizados en el desempeño de sus funciones, previa autorización de su coordinador.
  • Disponer de una acreditación identificativa de su condición de voluntario.
  • Realizar su actividad en las debidas condiciones de seguridad e higiene.
  • Obtener respeto y reconocimiento por el valor social de su contribución.

6.4. DEBERES DEL VOLUNTARIO:

  • Cumplir el compromiso adquirido siendo responsable en la asistencia y puntualidad.
  • Guardar la confidencialidad de la información recibida en el desarrollo de su actividad.
  • Rechazar cualquier contraprestación material que viniera de las personas relacionadas con su acción.
  • Respetar los derechos de los beneficiarios de su acción.
  • Actuar de forma diligente y solidaria.
  • Participar en las actividades formativas que organice la Institución.
  • Seguir la normativa de la Institución.
  • No interferir en el trabajo y funcionamiento del Centro.
  • Utilizar debidamente la acreditación y los recursos materiales de la Institución.
  • Seguir las pautas que marquen los responsables de este servicio.
6.5. ITINERARIO EDUCATIVO:

El concepto de Formación se nos queda pobre y creemos que es más completo hablar de que nuestro Voluntariado sigue un Itinerario Educativo, un Itinerario es un camino en el que se va aprendiendo, es un camino que encierra en sí una clara intención que nunca se debe perder de vista: la persona que sufre; y que una vez que te incorporas a ese camino, tu vida experimenta un crecimiento en todos sus niveles.

Partimos de la idea de: “APRENDER PARA TRANSFORMAR”. Las personas voluntarias que llegan a nuestra Institución deben tener una predisposición para querer aprender, sólo así serán capaces de adaptarse al medio en el que se integran y podrán llevar a cabo acciones transformadoras. Además debe ser entendido como proceso progresivo, tanto personal como grupal en el que se va creciendo en valores que humanizan y que despiertan lo mejor de lo que llevamos dentro.

Todo itinerario tiene:
  1. Un punto de partida: la persona voluntaria, con sus experiencias y con sus inexperiencias.
  2. Un desarrollo: que sería el contenido que le aportamos a la persona voluntaria una vez se compromete con su voluntariado. Este contenido se lo hacemos llegar progresivamente a través de lo que nosotros llamamos:
    FORMACIÓN BÁSICA: Que consta de un acercamiento a los fundamentos ideológicos y a la misión de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios conjuntamente con la vida y obra de su Fundador.
    FORMACIÓN ESPECÍFICA: Que trata de situar al voluntario dentro del funcionamiento del Centro para favorecer la autonomía y dotarle de unos conocimientos concretos en torno al área de actividad en el que va a desarrollar su labor (psiquiatría, paliativos, discapacidad, marginación, vejez...).
    FORMACIÓN CONTINUADA: Que te aportará conocimientos sobre las habilidades cognitivas y sociales de los voluntarios.
  3. Un punto de llegada: compartir y evaluar lo vivido para generar a la larga un cambio personal y social.
6.6. CÓDIGO ÉTICO:

Un código ético del voluntario es mucho más que un mero elenco de deberes y obligaciones. Constituye un instrumento eficaz para expresar la identidad ética del voluntariado: ideales comunes que mueven la labor solidaria y valores asumidos por los voluntarios. Pretende ser una enunciación lo más completa posible de dichos ideales y valores.

El presente código ético es el fruto de ese ideal común nacido de nuestra experiencia de trabajo voluntario. Ha sido consensuado por quienes, en representación de un número suficientemente representativo de voluntarios de diferentes organizaciones, hemos reflexionado y dialogado participando de una experiencia profundamente humana y enriquecedora.


Nace con una clara vocación de difusión entre todas aquellas personas que realizan acciones voluntarias a través de cualesquier organización, por lo cual está abierto al compromiso moral de cuantas personas quieran expresar su conformidad con él en el futuro.

Quiere servir, así, de guía que oriente a los voluntarios y las voluntarias a dar lo mejor de sí mismos.

En cuanto a la forma del texto, señalar que la numeración de los artículos no entraña ningún tipo de prioridad entre ellos. Por otro lado, se han utilizado sustantivos masculinos para referirse a los dos géneros, masculino y femenino, sin que ello constituya discriminación alguna por razón de sexo.

DEBERES DEL VOLUNTARIO HACIA LOS USUARIOS:
  • Entrega generosa de lo mejor de uno mismo. Actuar con profesionalidad, humanidad y eficacia en las tareas encomendadas.
  • Prestar al usuario una ayuda gratuita y desinteresada sin esperar ni aceptar ningún tipo de compensación material.
  • Reconocer, respetar y defender activamente la dignidad personal de los beneficiarios, conociendo y acatando la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Confidencialidad y discreción en el uso de los datos relativos a los usuarios.
  • Crear un clima de respeto mutuo, evitando posturas paternalistas.
  • Fomentar en los usuarios la superación personal y la autonomía.
  • Denunciar cualquier violación de los Derechos Humanos.
  • Potenciar el desarrollo integral como persona del usuario.
  • Comprender la situación de partida del beneficiario.
  • Ser paciente a la hora de esperar resultados de las acciones realizadas.
DEBERES DEL VOLUNTARIO HACIA LA INSTITUCIÓN:
  • Conocer y asumir el ideario, estatutos, fines, programas, normas de regulación y métodos de trabajo de la Institución.
  • Respetar la Institución sin utilizarla en beneficio propio.
  • Hacer un uso responsable de los bienes materiales que la Institución ponga a disposición del voluntario.
  • Utilizar debidamente la acreditación que la organización proporciona al voluntario.
  • Comprometerse de modo libre y responsable, cumpliendo los compromisos adquiridos y realizando con seriedad las tareas encomendadas.
  • Demandar y participar en actividades de formación, necesarias para la calidad del servicio prestado.
  • Informarse, antes de comprometerse, sobre la tarea y responsabilidades que se asumirán, y considerar si se dispone de tiempo y energías suficientes.
  • En caso de renuncia, comunicarla con antelación suficiente para evitar perjuicios a los usuarios o a la Institución.
  • Actitud abierta y cooperante hacia las indicaciones de la Institución.
  • Informar sobre las necesidades no satisfechas de los usuarios y sobre las deficiencias en la aplicación de los programas.
  • Colaborar de manera gratuita y desinteresada.
DEBERES DEL VOLUNTARIO HACIA LOS 0TROS VOLUNTARIOS:
  • Respetar la dignidad y la libertad de los otros voluntarios, reconociendo el valor de su quehacer.
  • Adoptar una actitud de apertura y escucha hacia el otro.
  • Fomentar el trabajo en equipo propiciando una comunicación fluida y un clima de trabajo y convivencia agradable.
  • Intercambiar sugerencias, ideas, propuestas y experiencias en un marco de respeto mutuo con vistas a una mayor eficacia del trabajo que se lleva a cabo.
  • Hacer propios y asumir con responsabilidad los compromisos adquiridos por el grupo.
  • Facilitar la integración, formación y participación de todos los voluntarios, especialmente de los nuevos, en condiciones de igualdad.
  • Ofrecer una acogida cálida y sincera a quienes inician su voluntariado.
  • Promover el compañerismo para evitar la competitividad, el afán de protagonismo, las tensiones y las rivalidades.
  • Crear lazos de unión entre voluntarios de diferentes organizaciones.
DEBERES DEL VOLUNTARIO HACIA LA SOCIEDAD:
  • Promover la justicia social, fomentando una cultura de la solidaridad rica en valores humanos y difundiendo el voluntariado.
  • Conocer la realidad socio-cultural, para mejorarla, atendiendo las necesidades e interviniendo en las situaciones de injusticia.
  • Comunicar a las instituciones pertinentes las situaciones de necesidad o marginación y reclinarles compromisos para solventarlas.
  • Procurar que el voluntariado no impida la creación de empleo. Detectar posibles yacimientos de empleo en relación a las necesidades cubiertas por el voluntariado que deben ser asumidas por otros sectores.
  • Transmitir, con sus actitudes, acciones, palabras... aquellos valores e ideales que persigue con su trabajo voluntario. Ser coherente con la actitud de voluntario en el día a día.
(Plataforma Nacional del Voluntariado en España)

6.7. CRITERIOS QUE DEBERÁS TENER EN CUENTA:

Indicaciones del Coordinador:
  • Utilizar siempre la identificación que el Centro ponga a tu disposición en el ejercicio de tu labor.
  • Tener al día el registro del Cuaderno de Campo
  • Informar al coordinador si algún día no puedes asistir.
  • Comunicar al coordinador cualquier incidencia antes de intervenir.
  • Avisar ante cualquier cambio de tus datos personales.
  • No te comprometas personalmente a realizar ninguna actividad desconocida hasta no ponerlo en conocimiento del coordinador.
En la Unidad o Departamento donde realizas tu labor:
  • No olvides que colaboramos conjuntamente con el equipo de trabajadores, respetando el roll de cada cual..
  • Si no sabes cómo actuar ante una situación, pregunta a los profesionales, ellos conocen mejor las peculiaridades de cada usuario.
  • Comunica a tu coordinador cualquier incidencia que se considere “fuera de lo normal”.
  • Guarda siempre la confidencialidad del servicio voluntario.
  • La intimidad del usuario, sus tiempos, sus necesidades, debes respetarlas siempre.
6.8. GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS:

Las Buenas prácticas son consejos que te proporcionamos para que te guíen en tu labor con los usuarios. Son el resultado de muchos años de experiencia de profesionales y otros voluntarios como tú. Esperamos que te sean de ayuda.
  • Piensa que las personas a las que acompañas, aunque están enfermas son Personas, por lo tanto trátalas con dignidad.

  • Ser constante y puntual. Cumple con el compromiso que contraigas. Avisa siempre que no puedas asistir, para que otro voluntario pueda realizar la labor que tenías encomendada.

  • Céntrate en la persona y no en la enfermedad, sólo así podrás realizar un buen acompañamiento. Los profesionales tratan la enfermedad, tú como voluntario acompañas a personas. Si necesitas conocer alguna información relevante ya te la darán los profesionales.

  • Los saludos: besos, abrazos…, se suelen utilizar para darse la bienvenida o despedirse, fuera de esos contextos podrían confundir al usuario, utilízalos adecuadamente.

  • Como voluntario, eres un referente educativo y de normalización para el usuario, pide bien las cosas, da las gracias, sé respetuoso, indica cómo hay que dirigirse de forma adecuada a los demás.

  • Eres voluntario de todos los usuarios del Centro, es decir, que no debes ser el voluntario exclusivo de una persona o grupo de usuarios. Ayúdales a descubrir el valor de la generosidad que no hace distinciones, aunque en las conversaciones les descubras que en ese justo momento, él es lo más importante.

  • Todo lo que el usuario pueda hacer por sí mismo debe hacerlo él. Potenciaremos así su capacidad de autonomía, aspecto fundamental de la rehabilitación. No fomentes en los usuarios discapacidades o dependencias innecesarias.

  • Evita dar tus datos personales a los usuarios, en ocasiones es difícil negarse a su demanda, pero debes intentarlo ya que estarías creando expectativas en ellos irreales. Hay que poner límites respecto a la vida personal. Decir no, es una habilidad que debes aprender a utilizar.

  • No hagas regalos, ni los aceptes, pueden convertirse en una moneda de chantaje emocional. De igual modo no des ningún tipo de alimentos o bebidas a aquellos usuarios, pueden estar contraindicados por los médicos.

  • No les preguntes por la enfermedad que padecen, ni tampoco por su familia. Escucha activamente lo que te cuentan y si no sabes qué decir, guarda un respetuoso silencio. En ocasiones esa opción es mejor que entrar en juicios de valor minimizando o agrandando su problema, o mintiéndole. Pónte en su piel y sé respetuoso.

  • Selecciona de manera sensata las visitas que hagas a los usuarios, dando prioridad a los pacientes que estén más solos o necesitados, y siguiendo siempre las indicaciones de tu coordinador/a.
  • En el momento en que detectes cualquier tipo de crisis o anomalía en el usuario ponlo en conocimiento de los profesionales, siempre de manera discreta.

  • Ante cualquier dificultad o problema que pueda surgir en la planta o unidad donde desarrolles tu misión, procura no inmiscuirte ya que esas situaciones deben ser resueltas por el personal especializado del Centro. La prudencia y el saber cada uno ocupar nuestro lugar, es un signo de madurez personal.

  • Está prohibido grabar o fotografiar a los usuarios, es un delito contra la intimidad de la persona enferma.

  • Cuida siempre tu presencia en el servicio voluntario: el vestido, las formas, los modales, las palabras… La discreción y la modestia fortalecen nuestra credibilidad.

  • Estar a gusto. Si por razones personales no te sientes cómodo o capaz de desarrollar bien tu misión, habla tranquilamente con el coordinador/a a fin de buscar un cambio de ubicación en el Centro más acorde con tus cualidades.

  • Mantén siempre una actitud positiva con respecto a todo lo que el Centro te ofrece: personas, instalaciones, recursos...

6.9. NUESTRA ONGD

Salud para todos, como ONGD que quiere contribuir al desarrollo de los pueblos más empobrecidos, entiende que una parte importante de su tarea es despertar actitudes solidarias en personas sensibilizadas y afines a los criterios y objetivos de la organización, a través de su colaboración voluntaria y desinteresada. Por esta razón considera al Voluntariado como un área de actuación importante, entre las otras que desarrolla.


VOLUNTARIADO EN SEDE Y DELEGACIONES

Los voluntarios realizan tareas de apoyo en muchas de las actividades que desde la Sede de la ONGD en Madrid y sus Delegaciones Autonómicas, se llevan a cabo en beneficio de la promoción de la salud en los países empobrecidos. Entre éstas se encuentran:
  • Apoyo informático, y actualización de bases de datos
  • Elaboración y envío de información y materiales de difusión
  • Animación de campañas de sensibilización y otras actividades divulgativas
  • Apoyo en recogida de donaciones y diversas tareas administrativas
VOLUNTARIADO INTERNACIONAL

Desde Salud para todos también se promueven colaboraciones voluntarias en centros socio-sanitarios de San Juan de Dios en países de África y América Latina donde ésta actúa, por parte de personas sensibilizadas con la problemática de los países empobrecidos, que de un modo altruista quieren apoyar las actividades que en dichos centros se llevan a cabo.

Criterios y condiciones:
  • Se da prioridad a los trabajadores, colaboradores o voluntarios de San Juan de Dios en España.
  • Formación y experiencia sanitaria, social o psicopedagógica.
  • Conocimiento de idioma inglés y/o francés para los centros de África.
  • La propia definición de Voluntariado supone el principio de gratuidad, por lo que el voluntariado no recibe remuneración económica alguna por la actividad que desempeña.
  • Período de estancia mínima: 3 meses
  • El viaje de ida y vuelta, así como las tasas del visado, en caso de necesitarlo, corren a cargo del voluntario interesado.
  • El alojamiento y la manutención lo proporciona el Centro en el que se va a colaborar.
  • La ONGD abona un seguro de asistencia en viaje para el voluntario, que cubre incidencias que pudieran ocurrir durante su traslado y estancia en el centro donde va a realizar la colaboración.
DIRECCIÓN DE LA SEDE NACIONAL:

“Salud para todos”

c/ Herreros de Tejada, nº 3 28016- Madrid

Tlfno. 91 387 44 83

6.10. FRASES PARA LA REFLEXIÓN:

  • “Darse, ¿qué menos?”
  • “¿Cómo pasar indiferente frente al sufrimiento humano, sin buscar un remedio?”
  • “Mira, piensa, reflexiona, en cuántas cosas inviertes tu vida...
    ¿con cuáles disfrutas más?, ¿en cuáles eres tú mismo?.
    El Voluntariado te ofrece un espacio para dar lo mejor de ti, a los que más lo necesitan”.
  • “El calor de una mano amiga, cura muchas horas de soledad y angustia en la cama de un hospital”.
  • “Nada hay más grande que el corazón de un voluntario”
  • “Hay quienes evaden la verdad, la solidaridad y la ayuda, como si con ello intentaran evitar la muerte o el paso del tiempo”.
  • “ELOGIO DEL VOLUNTARIADO” (Gloria Fuertes)
Yo quiero despertar vocaciones para que la gente se haga voluntaria
Ser voluntario es ser un ser humano, humano.
Ser voluntario es estar en la calle, en la casa, en el hospital,
en la cárcel, en el pueblo.
Y en la aldea donde haya un ser que sufre, que lo pasa mal.
Cuando un voluntario visita a alguien que esta solo, le cura la soledad;
cuando le habla, le ayuda le escucha y le siente.
El solitario mejora de la soledad, que es - junto a otras-
la enfermedad de los ancianos.
Cuando un voluntario va a trabajar gratis, no va a ganar nada.
Yo quiero negar esto. El voluntario va a ganar muchísimo;
Va a ganar el placer de ser útil, la risa de un anciano, la sonrisa de un enfermo,
el abrazo de un niño sin padres, la amistad de un paralítico
o el cariño de un preso.
El voluntario sabe que el camino de su vocación elegida
es ir donde vive el dolor
EI dolor físico o psíquico le espera y tiene que ir lleno de ilusión,
alegría y amor
(tesoros espirituales que si no se poseen no se pueden dar)
El voluntario deja voluntariamente de ir a la discoteca, a la “barra”
para ir desde la silla a la cama con un minusválido en sus brazos.
¡Qué bella escena!
Estos jóvenes paralíticos físicos
necesitan voluntarios de su edad que les distraigan,
les lean libros, les lleven discos...
e incluso les recuerden que pueden ver, oír, sentir y usar el cerebro
y que en el mundo hay gente” importante” (famosos, políticos)
que pueden usar todo menos el cerebro
El objetivo de la paz y amor de los voluntarios
es también llegar a los niños sin nadie,
a los jóvenes toxicómanos, a los muchachos delincuentes, a los refugiados sin nada, a los inmigrantes con pena, a los que padecen vejez, a los que padecen soledad,
a los que padecen paro, a los que presos, o los expresos,
a las jóvenes madres solteras que no tuvieron juguetes y ahora tienen un “muñeco” vivo en sus manos
Llegar y ayudar a estos hermanos es la meta de todo voluntario.
Al mal solo lo destruye el bien,
Al dolor le puede destruir el amor -no sólo la farmacia-
Hacerse voluntario es también salvarse del aburrimiento que acecha,
salvarse de lo vulgar, de lo material,
y os hace sentir que sois útiles, que sois solidarios, que sois amorosos, que sois importantes, que sois una aspirina inmensa,
que quien os “cate” se cura.
Y os digo a los voluntarios presentes,
que noto cómo mi corazón os está aplaudiendo
y como el mundo entero aplaude también la labor de todos los voluntarios.
Y os pido que a vosotros, amigos y amigas
les contagiéis de ese virus de bondad que tenéis,
para que también sean nuevos voluntarios.
Porque como ahora donde no llega la justicia de los gobiernos
llegan las organizaciones de los voluntarios,
es necesario que siga creciendo por el bien de la humanidad, porque la labor es hacer el bien por donde pasan y pisan.
Más que un premio gordo de lotería,
más que un premio Nóbel de lo que sea recibe el voluntario al acostarse,
Recibe el voluntario que durante unas horas ha alegrado a un triste,
Ha hecho sonreír a un enfermo,
ha paseado en su silla a uno que no pude pasear.
El premio del voluntario es que pasa a ser artista
El voluntario no ha pintado un cuadro, no ha hecho una escultura, no ha inventado una música, no ha escrito un poema,
pero ha hecho una obra de arte con sus horas libres.
Todavía hay milagros,
milagros demostrables,
que los hacen, los hacéis y los harán los nuevos voluntarios.


Buscar
Centenario de San Benito Menni
Nuestro Centro
 
Acceso
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
CENTRO SAN JUAN DE DIOS - Av. San Juan de Dios, 1 - 28350 Ciempozuelos - Madrid